Episodio 27. Crítica a «El juego del calamar» + condicionales 👀

Se que ya estamos en 2022. Pero yo me tomo mi tiempo en reflexionar y hoy vengo a hablar sobre el juego del calamar. Esta serie surcoreana se ha convertido en una mina de oro para Netflix y ya la han visto millones de personas. Incluso mi tía que no sabe lo que es “Netflix” siquiera. Le pregunté y me dijo que la vio y se enganchó.

 La vio obligada por sí misma solo para ver que se trataba lo que sus niños jugaban en el recreo.

Me comentó que utilizaban la violencia y literalmente me dijo que al niño/a que perdía en dicho juego pues, le daban una paliza.

Es una serie en la que hay violencia física, pero hay más violencia psicológica. Es por eso que está indicada para mayores de 16 años en la plataforma Netflix.

Yo, reflexionando y echando la vista atrás, pienso que la generación Z (los nativos digitales), no sabe hacer un buen uso de la tecnología. Al menos un niño de entre 5-10 años, que no tiene capacidad crítica.

Es,  en cierto modo, la responsabilidad de los padres, pero ahí no he venido hoy a meterme.

Quiero hablarte de aquellos juegos típicos de la infancia de un español. Y digo de un español aunque realmente estoy segura de que la mayoría son juegos internacionales, pero claro, voy a mencionar el nombre de cada juego en español y me gustaría que me comentaras aquí como se llaman en tu país y si existen también.

Es interesante como ha cambiado la vida (para bien y para mal, pero en su mayoría, para bien) desde que la tecnología está con nosotros. Ahora los videojuegos destacan más que los juegos tradicionales de recreo o de clase de educación física o incluso de campamento de verano y a mí eso me da un poco de pena y nostalgia a su vez y por supuesto no defiendo para nada banalizar o normalizar el comportamiento que algunas películas o series produce en los menores. De hecho, me da bastante lástima. Se ha perdido la inocencia del ser humano, algo que ya hemos perdido y no volverá porque cuando hay algo por lo que luchar, esta se corrompe. Y esto sucede con el juego del calamar.

El objetivo de estos juegos es fomentar la interacción entre todos los niños con actividades diferentes a las que están acostumbrados en su rutina diaria:

  • Tulipán: Este juego es como el típico juego del” pillapilla” pero con un añadido. Primero se elige a alguien quien “la liga” es decir, ser el que tiene que capturar al resto de compañeros. 

El resto de participantes tiene que escapar de la persona que la liga. Tienen que correr para escapar de esa persona, pero si esa persona se acerca mucho, pueden decir la palabra “tulipán” o “tuli” y quedarse quietos, con las piernas abiertas y los brazos abiertos en forma de cruz. 

Cuando un compañero pasa por debajo de sus piernas estas personas que tenían sus piernas y brazos abiertos, tienen que dejar de hacerlo, (tienen que dejar de ser tulipanes) y ya estarían fuera de juego. La partida termina cuando todos son capturados (el que la liga, gana) o bien queda alguien que no esté en tulipán. 

  • El pañuelo: uno de mis juegos favoritos de la infancia. Hay dos equipos con el mismo número de personas y estos equipos se enfrentan; son contrincantes. Aquí no hay alguien que la liga, por lo tanto. Hay un juez o una persona “extra” que sostiene el pañuelo en su mano a una distancia alineada con su frente  y cuando dice un número aleatorio, dos jugadores de cada equipo tienen que correr para atrapar el pañuelo. La persona que lo atrapa, si consigue llegar a su casa (es decir, la base donde está el resto de su propio equipo) ha ganado un punto, pero si, por el contrario, la persona que se enfrentaba a él, lo consigue atrapar (a esta persona que tiene el pañuelo) este consigue el punto.
  • El escondite: (hide and seek). Se trata de que una persona “la liga” y tiene que contar hasta diez (o veinte) con los ojos cerrados. Y luego tiene que buscar a las personas y decir “te pillé”. o “te he pillado”. Pillar significa atrapar, coger, agarrar. Es por eso que el pillapilla, (versión antigua de tulipán) hace honor a su nombre. Se trata de pillar a la gente.
  • El escondite inglés: Este juego me hace muchísima gracia ahora que lo pienso, por su nombre. Este aparece también en el juego del calamar, con la muñeca esa gigante. Luz roja, luz verde, creo que lo llamaban (green light, red light). Se trata de lo mismo, uno “la liga” o “la queda” cuenta en frente de una pared con los ojos cerrados y luego se da la vuelta y tiene que observar bien que todos los otros participantes estén quietos. Este me encantaba porque muchas veces algunos hacíamos trampa y tratábamos de hacer a la persona que está quieta, inmóvil, que se ría. Hacerlos reír para que se les mueva el cuerpo y así pierden la partida.

Por supuesto, jugar a las canicas, a la cuerda y todo lo demás, también lo hacíamos. En el blog veréis ejemplos con fotografías para que entendáis mejor. 

¿Has visto esta serie? ¿Qué te ha parecido?👀 

Esto no es ningún tipo de spoiler sino la sinopsis, por si no la has visto, trata sobre unas 400 personas que tienen necesidades económicas debido a deudas y otras situaciones familiares, participarán en un juego cuyo premio es, no se cuantos millones de euros, una locura, es que ni me acuerdo. Es un premio millonario. Los que pierden, serán asesinados a sangre fría. Es una serie despiadada y sangrienta. Así es como la voy a definir. Pero me gustó, creo que está muy bien hecha y por supuesto, apropiada solo para mayores de 16 años, claro.

Las canicas
La cuerda

¿Qué serías capaz de hacer si te jugaras 45.600 millones de wones, alrededor de 330 millones de euros?

Estoy utilizando un caso de hipótesis (alejamiento NO DECLARATIVO:MODO SUBJUNTIVO) por eso he utilizado después de la matriz con SI+IMPERFECTO DE SUBJUNTIVO (si te jugaras) y el condicional añadiéndole el sufijo -ías (serías capaz de). Se trata, en realidad, de una pregunta muy difícil de contestar porque estar lleno de deudas no es algo que te puedas imaginar sino que sucede y una vez te veas en esa situación, ya decides. Hay quien pude llegar a matar, robar, prostituirse, engañar…

Quien no vive experiencias así puede pensar que se trata de una exageración, pero no es así. Esta serie lo enfoca muy bien. El ser humano puede sacar sus peores instintos por recobrar dinero.

 

Pero esta serie, desde luego, se asemeja en cierto modo a la realidad: nosotros somos ese rebaño de ovejas viviendo en una sociedad capitalista en la que las grandes firmas tienen el poder sobre nosotros.

¡FLASHCARDS! (TARJETAS DE VOCABULARIO)

Para ampliar, mira el siguiente vídeo interactivo:

3 comentarios en “Episodio 27. Crítica a «El juego del calamar» + condicionales 👀”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *